domingo, 27 de marzo de 2016

¿Qué es el DINA?

Sugiero la inscripción en el DINA (Directorio Nacional de Investigadores e Innovadores), cuando llegas al 75% tienes libre acceso a base de datos científica de primer nivel, además de mayores posibildades de conseguir financiamiento y becas. Por otra parte, la Ley 30309, promueve la investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación tecnológica, y otorga beneficio tributario por proyectos en I+D+i de hasta el 175% del monto (entre otras cosas). Ya llegué al 95%....
 

domingo, 2 de agosto de 2015

Concordancia entre la Ley 30230 y el Estudio de Impacto Vial para Lima Metropolitana

La Ley 30230 modificó la exigencia de la elaboración y aprobación de EIV (de edificación) para Lima Metropolitana.
Se ha publicado un proyecto de reglamento de dicha Ley (R.M. 063-2015-VIVIENDA) el cual complementa con un término que puede resultar contraproducente por la redacción. El RNE debiera ser modificado para que el impacto sea controlado, tanto en el embarque y desembarque de pasajeros; y punto de control de ingreso. Mi propuesta de mejora del RNE lo dejo a consideración.


miércoles, 11 de junio de 2014

PROYECTO DE LEY QUE PROMUEVE EL AIRE DE CALIDAD EN LOS INTERIORES DE ATENCIÓN AL PÚBLICO


Buenas noches, el día de hoy tengo como objetivo mostrar algunos conceptos sobre este tema desde la óptica de un arquitecto. Como profesional que también se dedica a la investigación y docencia desde hace 14 años, puedo asegurar categóricamente que el tema de la calidad de aire no suele ser considerado en nuestro quehacer profesional, en principio porque normalmente partimos de un terreno que condiciona nuestro deseo natural de elegir la ubicación y por ende del entorno inmediato con el cual se ventilará, y además porque ignoramos cómo los materiales con los cuales construimos, aportan elementos contaminantes. En mi caso particular, el hecho de ser hijo de dos médicos, marcó desde siempre una innata inclinación a encontrar la relación entre la arquitectura, la salud y los sistemas naturales. Mis exalumnos y colegas que me conocen podrán dar fe de ello.
En primer término tenemos que puntualizar que los Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para el Aire han sido establecidos en diversos dispositivos como límites máximos permisibles por cada elemento contaminante (SO2, NO2, CO, H2S, PM10…y otros más) por tanto la calidad del aire exterior se encuentra relativamente normada, aunque en algunos casos no se cumplan.
En el caso del ambiente interior, la normatividad actual corresponde a la legislación referida al aspecto ocupacional, en cuyo caso concreto tenemos al Decreto Supremo Nº 015-2005 SA " Valores Límites Permisible para Agentes Químicos en el Ambiente de Trabajo", asimismo en el tema ocupacional se establecen valores límites permisibles para sustancias químicas y agentes físicos. Podemos además hacer referencia al Índice Biológico de Exposición del (ACGIH) American Conference of Governmental Industrial Hygienist tanto para monóxido carbono, dióxido de carbono, monóxido de nitrógeno, dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, polvo total y la demanda oxígeno (la cual debiera encontrarse entre 19.5 y 21%).
Asimismo el sector hidrocarburos, minas y energía tienen sus propio dispositivos respecto al tema ocupacional en la calidad del aire interior.
De forma general podemos leer también la nota técnica de prevención 243 española, la cual a mi modo de ver explica de manera muy sencilla todo lo que estamos hablando, relacionado con los efectos sobre la salud en el aire del interior de un edificio, el confort térmico, ventilación, los tipos de contaminantes y fuentes de contaminación teniendo en cuenta el tipo de agente químico, biológico ya sea por materiales de construcción, productos de consumo y otras causas.
La OMS también ha opinado sobre la calidad del aire interior, para ello a continuación presento 2 guías: La primera, se refiere a la humedad el moho y otros agentes biológicos; y la segunda, a los contaminantes químicos.
En el caso de las certificaciones LEED existe un capítulo relacionado a la calidad interior del ambiente, la cual establece los criterios por los cuales se pueden ganar créditos, por ejemplo para la ocupación de una edificación,  de la calidad del aire interior después de la construcción y durante la ocupación inmediata, para lo cual plantea dos opciones, la primera referida a impeler una cantidad de aire con determinadas características en función del área o hacer una medición de los parámetros que se muestran a continuación. Asimismo durante la etapa de ocupación aplica las normas ASHRAE 60.1-2010 y en el caso de la comunidad europea EN 15251-2007. Hay otros parámetros adicionales.
En forma general cuando la actividad interior genera algún tipo de contaminante (incluída la respiración de las personas y el polvo que se genera en la vivienda), tratamos el aire por dilución, es decir ventilamos el espacio con las ventanas y en algunas veces priorizamos una orientación. Cuando el aporte de contaminante aumenta, la ventilación forzada es obligatoria para lograr la renovación de aire requerida. Asimismo, cuando la temperatura aumenta por alguna actividad, se utiliza la renovación de aire para disminuir la ganancia de calor por convección, lamentablemente cuando tenemos por objetivo lograr calentamiento por medios constructivos (arquitectura bioclimática-sistemas pasivos y activos de calentamiento) la renovación de aire por motivos sanitarios se encuentra reñida con este objetivo y por tanto necesitamos algún equipamiento que logre purificar el aire de los contaminantes y dependiendo del caso, equilibrar la demanda de oxígeno. En general, los sistemas de aire acondicionado (HVAC) pretenden lograr eso, climatizar y purificar al mismo tiempo, el problema es la cantidad de energía que utiliza para lograrlo, así como el mantenimiento (ductería y elementos en general), que si no es adecuado dará como consecuencia al “Síndrome del Edificio Enfermo”, recordemos la "enfermedad del Legionario". 
Muy pocas veces los arquitectos escogemos el terreno dónde diseñamos, no por ello podemos ignorar la que los materiales constructivos y acabados, emiten formaldehidos, VOC y otros elementos que no son los ideales, y que además no tomamos previsiones de ventilación antes de la ocupación que disminuya las concentraciones iniciales que las percibimos pero tampoco les damos importancia.
Esperamos por ende que el Ministerio de Vivienda Construcción y Saneamiento, así como el Ministerio de Salud, cumplan con normar dicho dispositivo en los tiempos reglamentarios que disponga dicho Decreto Supremo. El mes pasado se ha modificado la norma EM.030 del Reglamento Nacional de Edificaciones, antecedente adecuado para este fin.
Asimismo esperamos que las demás instancias del estado:
1.    Limiten el ingreso de vehículos usados muy antiguos, priorizando el bien común antes que los intereses financieros de grupos.
2.    Continúen las revisiones técnicas vehiculares para que no circule por el país chatarra contaminante.
3.    Limiten los contaminantes permisibles en los combustibles en la actualidad
4.  Continúen las reformas en el transporte público masivo para que éste sea seguro y además menos contaminante que el actual.
Es necesario precisar que todo lo anterior se refiere las condiciones exteriores, sin embargo son con éstas que vamos a ventilar los espacios interiores y lograr en muchos casos, por dilución, condiciones adecuadas, sin embargo si el insumo es malo, es decir el aire exterior, entonces tendremos limitaciones para lograr el objetivo. Esperamos que la tecnología nos ayude a poder purificar el aire con equipamiento complementario para poder controlar las renovaciones del aire y la consecuente pérdida de calor por convección cuando se utilizan medios netamente constructivos.









jueves, 17 de octubre de 2013

Estudios de Impacto Ambiental y los proyectos que requieren obtener Certificación Ambiental

Entrevista a Natalia Cahui y Rául Rabelo, representantes de la Dirección General de Políticas, Normas e Instrumentos de Gestión Ambiental del MINAM. Tema tratado, qué proyectos requieren obtener Certificación Ambiental (ver RM Nº 157-2011-AMBIENTE).

En caso que no se encuentre contemplado en dicho listado, el titular del proyecto debe presentar este formulario cumplimentado al MINAM quiénes reponderán si dicho proyecto requiere obtener una certificación ambiental y el sector que le corresponde la revisión (de ser el caso).

Es importante que los arquitectos conozcan si un proyecto requiere obtener certificación ambiental porque la elaboración, revisión y aprobación implican tiempo y presupuesto, de no ser contemplado, conducirá a inconvenientes graves con el cliente.


miércoles, 16 de octubre de 2013

ESTUDIOS DE IMPACTO VIAL PERÚ....ENTREVISTA

Entrevista en CAPTV, día miércoles 18 de setiembre de 2013, 4:30 pm



lunes, 9 de septiembre de 2013

Estudios de Impacto Vial en Lima y el Perú

En el Reglamento Nacional de Edificaciones encontramos la definición del Estudio de Impacto Vial en el la norma G.040: "Evaluación de la manera como una edificación influirá en el sistema vial adyacente, durante su etapa de funcionamiento". En la modificatoria de la Norma A.070 Comercio (art. 4º), se "redifinió" en forma casi subrepticia de la siguiente manera:"Evaluación de la manera en que un establecimiento comercial influirá en el sistema vial adyacente, durante las etapas de construcción y funcionamiento. Éste deberá tomar en cuenta la relación del establecimiento comercial con la red viaria, las vías afectadas, la accesibilidad o garantía del tráfico de entrada y salida, el nivel de saturación del sistema viario por el incremento de desplazamiento motorizado, los estacionamientos, entre otros aspectos." 

Como se podrá notar la diferencia entre uno y otro es la etapa de construcción, la cual para fines operativos en Lima Metropolitana, ha sido dividida en dos procedimientos: Interferencia Vial y Aprobación del Estudio de Impacto Vial. Para el primero, se requiere contar con Licencia de Obra. Este procedimiento refiere la aprobación de la señalización o desvíos por la interferencia en una (o más) vía (s). La SIT (Subgerencia de Ingeniería De Transporte) de la GTU (Gerencia de Transporte Urbano de Lima Metropolitana) es la responsable de esta revisión.

El segundo caso (Aprobación del EIV acorde con las ordenanza 1268,1404 y 1694), se presenta cuando el anteproyecto ya se encuentra aprobado (y en algunos municipios lo interpretan desde el primer instante) y depende de si la vía de acceso es de carácter metropolitano o si es local; en el segundo caso, le corresponde a la municipalidad distrital su revisión.

Fuera de Lima Metropolitana los procedimientos son diversos, sin embargo se tiene que tomar en cuenta que si un proyecto se encuentra adyacente a una vía de carácter nacional o vecinal, debe solicitarse un acceso a ésta. En este caso el procedimiento se inicia en el MTC (Ministerio de Transporte y Comunicaciones) cuando se trata de una vía de carácter nacional, ya que debe de crearse un carril de desaceleración y otro de aceleración, así como resolver las salidas e ingresos cuando la dirección final implica el sentido que no es adyacente al terreno.

En cuánto a las definiciones de EIV en cuanto a la Lima Metropolitana, el art. 3º de la ordenanza Nº1268-MML, establece que: "Es el conjunto de actividades que permiten evaluar cualitativa y cuantitativamente los efectos que produce sobre el entorno vial y del transporte, el desarrollo urbanístico o el proceso de renovación de zonas o lotes de terreno, de forma de poder prever y mitigar sus efectos negativos mediante medidas administrativas y técnicas adecuadas, de manera que sea posible recuperar, alcanzar o mejorar el nivel de servicio existente en el entorno", sin embargo el art. 4º de la ordenanza 1404, determina que:"La aprobación de los Estudios de Impacto Vial alcanza únicamente a la conformidad de las medidas de mitigación determinadas en el Estudio, por lo que no implica la aprobación o modificación de parámetros urbanísticos o de secciones viales, tampoco reemplaza los procedimientos de obtención de autorizaciones que cuenten con procedimientos previamente establecidos. De ser el caso, si como resultado de la evaluación se determina que deben efectuarse modificaciones al proyecto de arquitectura, éstas deberán realizarse debiendo adecuar el proyecto a los criterios técnicos aplicados para la mitigación de impactos viales."; por lo tanto aunque se revisa todo el estudio, la aprobación únicamente alcanza a las medidas de mitigación.

lunes, 29 de abril de 2013

Estudios de Impacto Vial (Lima Metropolitana): Ordenanza Nº 1694

La municipalidad Metropolitana de Lima ha publicado una ordenanza que modifica la Nº 1404-MML. En síntesis, ha establecido un sistema de fiscalización posterior bastante claro, con un esquema de infracciones estricto. Asimismo, ha variado ligeramente el procedimiento en cuanto a un par de requisitos; modificado el esquema de niveles de estudio y establecido responsabilidades para los miembros del comité en el caso del nivel III. Nada realmente nuevo para los proyectistas, ya que en el interior de la GTU-SETT algunas cosas ya se aplicaban.

Se mantienen errores materiales como el tiempo del procedimiento (ver art. 9º, primer párrafo respecto al TUPA final), aparecen unos nuevos (los centros de salud y clínicas aparecen en el nivel III y II al mismo tiempo) o errores de redacción en varios puntos del documento.

Los errores conceptuales se mantienen, ya que se insiste en un procedimiento descontextualizado de la revisión municipal distrital, por lo tanto la compatibilidad de uso, y todo lo concerniente al tema legal del terreno (linderos, estado registral del predio urbano), sigue siendo cargado al revisor SETT, el cual podría no tener la formación suficiente en este aspecto más aún porque que no es la instancia a la cual le compete determinarlos. Es cierto que el art. 4º sigue siendo una válvula de escape en caso de emergencia, ya que se establece que se aprueba sólamente el plano de mitigación, el problema es que en una auditoría interna podría tener inconvenientes por "obviar" algunos aspectos. Quienes han trabajado en el Estado, conocen como trabajan los órganos de control interno, así como lo perniciosas que pueden resultar sus "recomendaciones" y los precedentes que generan. Normalmente ante un caso así, hay que demostrar que es "inocente", por ello ésto los puede llevar a actuar en forma estrictamente formal y hasta a veces absurda (casi escondida, en el anonimato ante el cliente), peor aún si sabemos que se mantiene el "silencio administrativo negativo" por el cual no sentirán la premura de revisarlos si es que tienen dudas sobre los aspectos que son ajenos al aporte vial y el análisis para el cual están preparados.

Reitero que se sigue desaprovechando la "pre-revisón" que se realiza al ingreso de los expedientes en los distritos, probablemente para escapar del silencio administrativo positivo o simplemente porque no conocen el procedimiento externo a sus fueros (lo cual sería grave) o porque no hay presupuesto para implementar mayor cantidad de personal para rotarlo por los municipios para que revisen sólamente el punto 1 del nuevo art. 13º (lo cual si pienso que correspondería a todos los proyectos si es que antes no hacen una norma vial incluida en el RNE).

La "limpieza" que se realiza al acordar que solamente sea nivel I las habilitaciones urbanas me parece positivo, lo negativo es que desaprovecharon para establecer exigencias a partir del tamaño de la HU, tal como existe en el caso de los conjuntos residenciales. Cabe mencionar que las comisiones de habilitaciones urbanas municipales revisan exactamente lo mismo, es decir las secciones establecidas legalmente, entiendo que también toman en cuenta los radios de reserva cuando se trata de un intercambio vial proyectado (información que la otorga el IMP), por lo tanto hasta ahora no queda claro cuál es la necesidad de someter un expediente de EIV para habilitación a otras instancias fuera de la establecida desde hace más de dos décadas. Hay que considerar que un EIV analiza la etapa de operación de un predio, por lo tanto no habría una razón aparente para que se requiera de un EIV para HU a menos que se trate de gran cantidad de Has (más de 20), para lo cual se formulan hipótesis de uso. La señalización requerida para desviar el tránsito en la etapa de construcción, es parte de un procedimiento denominado "Interferencia de Vía", el cual se solicita cuando ya se tiene la licencia de construcción (ver procedimiento 3). POR LO TANTO CONCLUYO QUE LA SETT PODRÍA HACER UNA INSPECCIÓN MUESTRAL (O TOTAL) Y NO SOLICITAR UN EIV PARA LAS ETAPA DE REVISIÓN DE HABILITACION URBANA, MAS AÚN PORQUE DEVIENE EN UN PROCEDIMIENTO ABSURDO-REITERATIVO Y DE TIEMPO  IMPRECISO (silencio administrativo negativo).

Respecto al nivel II, aparece de sorpresa la exigencia de EIV para industrias livianas, lo cual no es solicitado en el RNE. No se establecen límites iniciales, es decir, una industria pequeña (un pequeño hangar de 500 m² en un terreno de 700 m² con un movimiento de 4 vehículos de 2 Tn por semana) que envasa productos terminados requiere de un EIV. En el caso de locales escolares, sucede una situación similar respecto a que el RNE no lo exige, sin embargo éstos si suelen impactar, por lo tanto su requerimiento por ordenanza resulta positivo.
En el caso de oficinas, el RNE no aclara adecuadamente qué es área útil, por lo tanto es interpretada como la resultante de extraerle el área de muros únicamente, por lo tanto los sótanos son considerados como parte del área útil. En el nivel III se tiene en cuenta el aforo (a partir de 1500), ¿por qué no precisar una interpretación adecuada de los 5000 m² de área útil en función del aforo? Hago mención que en la determinación de éste (el aforo) se obvia al sótano por la sencilla razón de que el ocupante deja su auto y sube a la oficina, no ocupa los dos espacios al mismo tiempo.

El nivel III es relativamente coherente (al margen de que no conozco el criterio de los 1500 de aforo, ¿por qué no fue 2000 o 3000? ¿cómo lo determinaron?), salvo que aparece por error los centros de salud y clínicas en el listado de los que se consideran en este item, como consecuencia la posta médica del barrio (centro de salud) requiere de un estudio, y de nivel III. Este mismo problema ocurre con el acápite último, ya que cualquier proyecto de HU o edificación colindante a uno (o más) intercambios viales proyectados en el Sistema Metropolitano requiere de un EIV. Como consecuencia una peluquería, panadería, florería, restaurante, etc  al margen de su magnitud lo requeriría y más aún en el COMITË intervendría hasta el IMP, lo cual resulta desmesurado. En todo el tiempo que tengo realizando EIVs, no he tenido la suerte que EMAPE, GPIP, GDU me refieran de proyectos futuros o que no se reserven la confidencialidad del tema, por lo tanto más allá de los radios de reserva que proyecta el IMP, no habría mayor "información" que amerite un EIV por esa razón.

En general se percibe una actitud de ficalización positiva, sin embargo el procedimiento sigue estando lejos del que requiere una ciudad que recibe inversiones millonarias y que quiere mantenerlas cuidando el orden y planificación. Queda claro que la actividad constructiva no debiera marcar la agenda, sin embargo los desatinos y reiteración en procedimientos no logran mejor resultado. Debieran antes de corregir los errores materiales de esta ordenanza, pedir opinión a los colegios profesionales y demás ciudadanos vinculados al tema, de manera que se mejoren los procedimientos y alcances de la misma; o en todo caso se vea la implementación paulatina de revisiones en la municipalidad distrital, siquiera en el nivel I .

Si la limitación para hacer más eficiente el sistema es presupuestario, entonces bastaría con cambiar los insignificantes montos que cobran por revisión. Obviamente mantener el sistema actual no implicaría forma de demostrar un aumento, sin embargo invito a los que redactaron esta ordenanza y a aquéllos que intervinieron en ella a que averigüen cuánto se cobra por la revisión de un proyecto de arquitectura o de cualquier especialidad. En el caso de un estadio o conjunto residencial pueden costar miles de soles, mientras que éste mismo en categoría III, es 624 nuevos soles, ¡lo mismo que tendrá que pagar una peluquería o panadería de barrio que se encuentra en un intercambio vial proyectado¡¡¡ Es absurdo.

Un inversionista que promueve la construcción de un Conjunto Residencial prefirirá pagar el mismo monto que se aplica para la especialidad de Defensa Civil o Civil en la medida que el servicio tenga la misma rapidez (sin descuidar la calidad), o mejor aún, para aquellos casos que no lo ameritan, que se les cobre una tasa por uso de vía en vez de un estudio el cual se apruebe en cuatro meses y conduce a colocar cinco señales verticales, pintado de calzada y una giba.

Ordenanza 1694-MML
Ordenanza 1404-MML
Ordenanza 1268-MML
Actualizaciones del Reglamento Nacional de Edificaciones (RNE)
Reglamento Nacional de Edificaciones (RNE)

lunes, 18 de marzo de 2013

La aplicación de la Ordenanza Nº 1404

Más de una vez algún cliente me ha solicitado un Estudio de Impacto Vial (EIV) para un uso no previsto en la ordenanza Nº1404-MML. Lo primero que les explico es que la norma es muy exacta respecto a qué usos (y cuándo) requieren un EIV, sin embargo terminan diciéndome que la comisión de revisión de arquitectura se los ha pedido en el Dictamen. Es cierto que si se encuentra en un intercambio vial proyectado o intersección en estudio ya no importa el uso, pero son pocos estos casos si comparamos la actividad proyectual. Asimismo, los casos sobredimensionados de usos no previstos pero que afectan a la ciudad es ínfimo.

Esta distorsión conduce a la necesidad de escribir una carta a la GTU-MML (Gerencia de Trasnporte Urbano de la Municipalidad Metropolitana de Lima) para que se pronuncie al respecto. El 100% de las veces he acertado en cuánto a la respuesta que dió finalmente esta instancia del Municipio, sin embargo eso implicó un tiempo de uno o casi dos meses "perdidos", indudablemente mucho menos del tiempo que irroga la elaboración-presentación-levantamiento de observaciones-presentación nuevamente-rerevisión-aprobación de un EIV, sin embargo ésto podría haberse evitado si dichas comisiones tuvieran el cuidado de leer dicho dispositivo legal y no "cuidarse" escribiendo dicha solicitud.

Pienso que es necesario un acercamiento de la GTU-MML al Colegio de Arquitectos del Perú, para evitar que muchos de sus agremiados que se encargan de las comisiones, sobrecarguen aún más la labor de esta instancia, la cual ya se encuentra (según entiendo) con una labor poco equilibrada por la ínfima cantidad de revisores que existen respecto a la carga de revisión.

Los esfuerzos de la Ley 29090, su reglamento y modificatorias, por hacer más ágil este proceso de preinversión, son diluídos cuando se requieren de un EIV. Expreso ésto porque la revisión de un EIV cuenta con el pernicioso "silencio administrativo negativo", el cual lleva a esperar un tiempo francamente indeterminado, el cual dependerá en principio, de la carga de trabajo del revisor y de muchos más factores cuando se trata de un EIV nivel III, en el cuál más funcionarios entran a tallar en dicho expediente.

Esta situación se podría revertir si se entiende al Estudio de Impacto Vial como una especialidad del mismo nivel de Arquitectura, Defensa Civil o cualquier otra ingeniería, en cuyo caso debiera ser revisada cuando ingresa el Anteproyecto (tal como se hace ahora con Defensa Civil), de manera que se tenga la respuesta de inmediato, ya que algunas veces requiere del replanteamiento de Arquitectura y por lo tanto de nada servirá tener el anteproyecto aprobado. Ésto obviamente implicará un costo sincerado (mucho mayor, tal como lo es para cualquier especialidad), pero sometida al silencio administrativo positivo, tal como las demás. Nadie (ni el revisor, ni el cliente, ni quién escribe estas líneas) quiere que se apruebe cualquier cosa ilegal o perniciosa para la ciudad, sin embargo los tiempos largos son dañinos para todos y no necesariamente implican un mejor resultado.

Cuando se revisa un EIV, el funcionario/servidor público, muchas veces requiere de respuestas de otras instancias del estado (GPIP-MML, EMAPE-MML, GDU-MML, IMP-MML) lo cual alargan aún más este proceso, porque estas respuestas tampoco cuentan con tiempo legales más aún si se cursan por "memorandum" (salvo que alguien me corrija). Debiera se preverse entonces, como información propia del EIV y el funcionario ( destacado dos veces a la semana a un distrito específico), dejar al prerevisor de arquitectura otras labores que no le debieran ser aplicables, como son la compatibilidad del uso y el tema registral (linderos), pudiendo concentrarse en el tema vial en si. Algún EIV ha sido desaprobado por un tema de compatibilidad de uso, cuando ésto debiera ser discutido en la instancia correspondiente, sin embargo en la actualidad si no hay un EIV aprobado, el trámite se trunca.

Resumen de lo escrito:
1. Las comisiones de Arquitectura deben leer la ordenanza Nº 1404-MML y tener a la mano un plano actualizado (en cada municipio) del sistema vial Metropolitano, de manera que pidan el EIV solamente cuando se requiera, teniendo cuidado con los casos en la influencia de intersecciones en estudio o intercambios viales proyectados.
2. El Consejo de Lima, deben de revisar la ordenanza Nº 1404-MML y replantearla para que el revisor de la GTU (si corresponde a via Metropolitana) lo realice en el mismo municipio cuando ingresa el anteproyecto. Apoyándose en el pre-revisor de Arquitectura. Es absurdo sobrecargar a dicho especialista con otros temas (compatibilidad de uso, linderos, etc) cuando estos aspectos son revisados antes que lleguen a sus manos (SE REVISAN DOS VECES EN LA ACTUALIDAD¡¡¡¡). La GTU no debe entenderse como una suprainstancia sino como parte de un mismo proceso. He visto proyectos aprobados por la GDU_Lima y la GTU_Lima desaprobarlos como si fueran dos países distintos, y en principio se debe a un procedimiento que no es simultáneo y ni involucra un sólo dictamen.
3.El silencio administrativo positivo es indispensable, la situación actual es totalmente perniciosa para la inversión inmobiliaria y no necesariamente "salvaguarda" los intereses colectivos.

http://www.ipdu.pe/legislacion/ordenanza/1404-2010.pdf

domingo, 4 de diciembre de 2011

No siempre se necesita de un "Estudio de Impacto Ambiental" (léase Certificación Ambiental"

En Julio del año 2011, se publicó la RM 157-2011-MINAM, por la cual se actualiza la lista de los proyectos que están sujetos al Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental - SEIA.

Se precisa del concepto Certificación Ambiental a diferencia del "Estudio de Impacto Ambiental", ya que éstos (semidetallado o detallado) son niveles de dicha certificación. Muchas comisiones de revisión de proyectos (municipal) no tienen claro este aspecto y lo solicitan indebidamente. Más aún lo denominan como "Estudio de Impacto Ambiental". Además, algunos casos no requieren de un EIA, sino de una DIA (Declaración de Impacto Ambiental), la cual en el caso del Ministerio de Vivienda (DNV) se alcanza con una solicitud de clasificación ambiental debidamente analizada, realizada (por alguna consultora) y aprobada por la DNV.

En el caso de las viviendas multifamiliares, se precisa de la Certificación Ambiental, solamente cuando la densidad supera los 2250 Hab/Ha y la zonificación es RDA (Residencial de Alta Densidad). Cualquier otro caso no debiera ser incluído en este requerimiento, salvo que se encuentre cercano o colindante a cualquier ecosistema frágil.

Invoco a las comisiones de revisión de proyectos que revisen la RM 157-2011-MINAM, y que cualquier consulta la formulen a la instancia correspondiente. En el caso del Ministerio de Vivienda pueden llamar al 211 7930 (Dirección Nacional de Vivienda) o al 4269696 (Dirección Nacional de Construcción) . A veces el temor a equivocarnos nos lleva a perjudicar a nuestros colegas. Además algunas empresas consultoras ambientales no tienen el ánimo de explicar esta situación y aprovechan del desconocimiento. Tengan cuidado.

RM 157-2011-MINAM

jueves, 17 de marzo de 2011

La eficiencia energética y la arquitectura

Todos los arquitectos hemos estudiado los cursos denominados Tecnología Ambiental - Acondicionamiento Ambiental - Arquitectura Bioclimática en las distintas facultades y por ello sabemos qué implica una mala decisión en cuanto a la orientación, sombreamiento o materiales en las superficies.

La importancia de esos cursos se ve reflejada en el "confort" que se alcanza y por ello la comodidad del ocupante y/o en la eficiencia energética debido a la cantidad de energía que consumen los equipos de climatización.

En Lima, la mayor preocupación es el calor del verano y la radiación solar que ingresa por los vanos. Por ello es importante determinar las implicancias de la orientación, la penetración solar y los materiales que se utilizan. Los sistemas de climatización en general no deben ser descartados, sin embargo se debe de optimizar la envolvente del edificio para que la cantidad de energía utilizada para tal fin no sea extrema.

Hace unos meses realicé un estudio para el SENATI, el cual implicó el uso de equipamiento como termómetros de superficie, termohigrómetros, anemómetros, estación meteorológica, etc, así como de software adicional. Se encontró que en el último piso habían temperaturas superiores a los 32º y la losa alcanzaba los 65º C.

Por ello, se ofrece el servicio de medición de habitabilidad y eficiencia energética, así como la asesoría para determinar las mejor orientación, sombras en los vanos, materiales de envolvente.

Ver presentación